Departamento de Música Antigua del Conservatorio Superior de Música de Aragón

Archive for the ‘Prensa’ Category

BARROCK’n’ ROLL, ¡vencedores en el II Concurso de Música Antigua de Gijón!

In Clave, Concursos y audiciones, Escúchanos, Flauta de pico, Noticias, Prensa on 9 julio, 2013 at 12:43

BARROCK’n’ ROLL, grupo de cámara del Departamento de Música Antigua del CSMA formado por Moisés Maroto (flautas de pico), Olga Rodón (flautas de pico), María Simón (violonchelo) y Sara Johnson (clave), se alzó ayer con el Gran Premio del Jurado y el Premio del Público en el II Concurso Internacional de Música Antigua de Gijón:

Barock'n'roll Gijón

Tras su actuación el pasado día 7 de julio, con un programa que incluía obras de A. Falconiero, A. Corelli, C. P. E. Bach y  T. Merula entre otros, obtuvieron un gran éxito del que se hizo eco la crítica: “Barrockeros potentes y convincentes

Barock'n'roll en acción

La noticia aparece ya en musicaantigua.com y la actuación se puede ver en livestream aquí.

¡¡Enhorabuena, BARROCK’n’ ROLL!!

 

Barrock premio jurado Barrock Premio Público

Anuncios

Una ópera barroca con tintes históricos

In Conciertos y audiciones del DMA, Noticias, Prensa on 10 mayo, 2013 at 16:31

2013-05-09 Ensayos La Fede-Zaragoza Bantierra

Una ópera barroca con tintes históricos ( El Periódico de Aragón – 10/05/2013 )

“Ensaladas y Batallas”, el próximo lunes 29 en el Auditorio de Zaragoza

In Conciertos y audiciones del DMA, Noticias, Prensa on 27 abril, 2013 at 22:35

2013-03-25 Conjunto Barroco (© Pedro Anguila)

El Departamento de Música Antigua del CSMA presenta el próximo lunes 29 de abril, en la Sala Mozart del Auditorio de Zaragoza, el programa “Ensaladas y Batallas”, con música de Mateo Flecha, Sebastián Aguilera de Heredia, Joan Brudieu, Cabanilles y Jusepe Ximénez. Todo un espectáculo aderezado con textos recitados de Miguel de Cervantes, Lope de Vega, Francisco de Quevedo, Garcilaso de la Vega, etc…

En el blog del Auditorio podéis encontrar ya las notas de presentación del concierto, escritas por Juan Carlos Galtier: “Un repertorio que ocupa su lugar”.

¡Os esperamos!

Notas de hoy, instrumentos de ayer

In Órgano, Clave, Flauta de pico, Prensa on 6 abril, 2011 at 00:00

Heraldo de Aragón, martes 5 -04-2011: Notas de hoy, instrumentos de ayer

Música / El origen de la flauta de pico, el clave o el órgano se remonta a cientos de años atrás, pero son instrumentos para los que aún se escriben (y con los que se siguen interpretando) composiciones contemporáneas.

En el mundo de la música se les conoce con el nombre de ‘los antiguos’, pero los intérpretes de flauta de pico, órgano o clave no llevan barbas largas ni tienen 200 años. Son instrumentos poco conocidos por el gran público y sus partituras de referencia están fechadas, sobre todo, en los siglos XVII y XVIII. Durante décadas se dejó de componer para ellos y llegaron a desaparecer de los escenarios musicales. Pero a veces la historia, como hacen las olas cuando baja la marea, trae de vuelta a la orilla lo que se pensó que nunca volvería.

«La flauta de pico quedó en desuso durante siglo y medio y no fue hasta mediados del XIX y principios del XX cuando empezó a despertar», explica Anna Margules, profesora del Conservatorio Superior de Música de Aragón (CSMA) especializada en música contemporánea y medieval. La razón, explica la mexicana, fue la tendencia que se impuso al organizar grandes conciertos: «Ni la flauta de pico ni el clave podían tener la potencia de volumen del resto de instrumentos de orquestas, por lo que fueron utilizándose menos».

¿Y qué diferencias hay entre las obras contemporáneas y las escritas en el sigloXVII? «Todas y ninguna», responde Margules. «Las contemporáneas tienen su manera de pensar, como tienen las medievales». Silvia Márquez, profesora de clave del CSMA, añade algunos matices: «La música antigua ya sabes cómo suena, pero en la contemporánea los lenguajes son totalmente distintos y nunca sabes por dónde puede salir. Los ritmos, efectos percusivos y cambios de timbres se explotan muchísimo».

Márquez muestra sus discrepancias a la hora de clasificar estos instrumentos como ‘los de música antigua’. «Es algo que se ha inventado en el mundo de la música, pero se trata de algo relativo porque desde principios del siglo XX hay composiciones para estos instrumentos», explica la aragonesa,que toca hoy junto al Grupo Enigma en el Auditorio de Zaragoza. El recital significará el estreno en España de la obra contemporánea ‘Concierto nocturnal’, de Roberto Sierra, y lo dirigirá Juan José Olives.

La relación entre intérpretes y compositores es, por lo general, de ida y vuelta. «Te suelen pedir que les expliques el instrumento y les muestres sus posibilidades», indica Márquez. «Ellos tienen que adaptarse a lo que el clave puede ofrecer y la mayoría lo hacen. Solo a veces te piden efectos que son imposibles, y yo magia no puedo hacer».

El caso del órgano

El órgano también es clasificado en los conservatorios españoles como instrumento de música antigua. «Pero en Europa no ocurre así», indica Saskia Roures, profesora de órgano del CSMA. «Tal vez se deba a que en España, salvo en el País Vasco, se redujo significativamente el número de órganos que se construían a principios del siglo XX».

Según Roures, el compositor, al escribir para órgano, tiene que «explotar con equilibrio sus planos sonoros. Lo compuesto en el ordenador no suena igual en la realidad. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, la reverberación que hay en las iglesias. Lo ideal es que los compositores que escriban para este instrumento sean los propios organistas».

Precisamente ese es el caso del aragonés Luis Pedro Braviz, profesor del Conservatorio Profesional de Música de Zaragoza. Entre él y el oscense Chabier Pérez Sen compusieron una de las obras que José Luis González Uriol tocó en febrero de 2008 para la inauguración del órgano del Pilar.

«Fue una pulsión que tuve siempre, desde pequeño. Ahora es muy complicado compaginar la interpretación y la composición. En mi caso va por temporadas», explica Braviz, que destaca el potencial de órganos que hay en Zaragoza. “Estamos en una ciudad privilegiada porque tenemos instrumentos para leer todo tipo de literatura. Además, el del Pilar es híbrido y en él se puede interpretar casi de todo», explica.

DAVID MORALES

El Pilar, un aula de lujo para los estudiantes de órgano del CSMA

In Órgano, Prensa on 26 enero, 2011 at 00:00

Heraldo de Aragón, 26-01-2011: El Pilar, un aula de lujo para los estudiantes de órgano del Conservatorio
Un acuerdo entre el Cabildo Metropolitano y la institución educativa posibilita que los alumnos toquen en algunas misas y, a cambio, puedan ensayar en el instrumento de la basílica

ZARAGOZA. “Nunca me imaginé poder estudiar en un instrumento así”, indica la alumna ElviraYamalova. Y no es para menos, ya que el órgano que tiene delante es el Klais de la basílica del Pilar. Un acuerdo entre el Cabildo Metropolitano y el Conservatorio Superior de Música de Aragón (CSMA) hace posible que los estudiantes “pueden ensayar fuera de horario de culto, es decir, entre las 14.30 y las 17.00 y a partir de las 20.00”, explica el deán del Cabildo, Manuel Almor. A cambio, profesores y alumnos tocan en las misas vespertinas del Pilar durante los fines de semana, festivos y vísperas de festivos.

El órgano, que fue adquirido hace dos años, tiene unas dimensiones mastodónticas: 15 metros de ancho y 16 de altura. Por sus 5.391 tubos se mueve el aire que accionan sus cuatro teclados. El Klais está preparado, sobre todo, para repertorio del siglo XIX y XX. La zaragozana Saskia Roures, catedrática del Conservatorio Superior, destaca “la masa sonora que tenemos bajo los dedos cuando tocamos”.

Los otros dos centros neurálgicos de las clases de órgano del CSMA son la iglesia de Santa Isabel de Portugal y la de San Pablo, cuyos instrumentos son más adecuados para interpretar repertorio antiguo. “Un buen organista debe ser como un camaleón, adaptarse a lo que le cae entre las manos y explotar todas las posibilidades del instrumento. Ir a tocar a varias iglesias según lo que tengas que tocar es una gozada. En los conservatorios más importantes del centro y norte de Europa trabajan así, lo bueno es que nosotros ni nos tenemos que desplazar a otras ciudades porque tenemos todos los órganos en Zaragoza”, añade la catedrática.

Roures ha sido una de las impulsoras del proyecto, aunque no la única. José Luis González Uriol intercedió entre ambas instituciones para que el acuerdo llegara a buen puerto. “Cuando estuve en la dirección del CSMA hubo un proyecto de construir un órgano en el auditorio Eduardo del Pueyo, pero por diversos motivos no salió adelante. Ahora, con este convenio, se multiplican las posibilidades de los alumnos y se eleva la calidad de la enseñanza”, señala el maestro.

Por ahora son cinco los estudiantes que pueden ensayar en el Klais: dos del Conservatorio Superior, dos aventajados del Profesional y una ex alumna. ElviraYamalova, de origen ruso, señala lo afortunada que se siente. “En mi país apenas existen órganos en las iglesias, para mí es un lujo poder estudiar en el del Pilar”, apunta esta estudiante. Para aprender y descubrir las posibilidades del Klais, el CSMA ofrece entre el 16 y el 18 de marzo una ‘master class’ que impartirá en la basílica Michel Bouvard, profesor del Conservatorio Superior de París. Sus organizadores prevén que acudan alumnos del extranjero.

Misas vespertinas

El acuerdo fue aprobado por el Cabildo Metropolitano el 11 de noviembre y durante estos dos meses alumnos y profesores han ‘actuado’ durante las misas vespertinas de los fines de semana, que antes no estaban acompañadas del órgano. “Todavía estamos aprendiendo, yo creo que poco a poco lo vamos haciendo mejor”, indica Saskia Roures.

Para el buen funcionamiento de las ofrendas, es imprescindible la coordinación entre los feligreses que cantan, el sacerdote que oficia la misa y el organista. Para tal fin, el Klais tiene al lado de los teclados una pantalla cuya cámara enfoca al altar y con la que el músico sigue las ofrendas. “Estamos lejos y de espaldas a la ceremonia, así que nos viene bien para hacer las entradas”, señala Roures.

Juan San Martín, organista titular del órgano del Pilar, resalta los resultados que, a largo plazo, pueden sacar los alumnos. “Les sirve para complementar sus estudios. Al fin y al cabo, lo que hacen aquí es muy práctico, diferente a dar un concierto, ya que tienen que estar atentos al desarrollo de toda la ofrenda. Lo que aprendan les servirá después, sobre todo si quieren buscar trabajo de organista”. Mientras, el instrumento de la basílica sonará en todo su esplendor durante las tardes de los fines de semana bajo los dedos de los alumnos del CSMA.

DAVID MORALES

Sara Johnson y Gorka Gómez, del DMA, en Juventudes Musicales

In Clave, Prensa on 26 octubre, 2010 at 00:00

Heraldo de Aragón, 26-10-2010: Dos alumnas del Conservatorio, galardonadas en el Juventudes Musicales
Mireia Frutos y Sara Johnson consiguieron un Primer Premio y una Mención Especial en el torneo estatal celebrado en Murcia, que reúne a jóvenes promesas de la interpretación

ZARAGOZA. Un futuro prometedor al frente de las teclas. Es lo que les espera a la pianista Mireia Frutos y a la clavecinista Sara Johnson, ambas estudiantes del Conservatorio Superior de Música de Aragón (CSMA). Se presentaron al torneo estatal Juventudes Musicales, celebrado el pasado fin de semana en Murcia, y no se fueron con las manos vacías.

Frutos obtuvo el Primer Premio en la modalidad de Piano. El galardón lo compartió con José Ramón García, de Albacete, ya que el premio fue compartido. “Ha sido una alegría enorme, pero también una sorpresa. Nos presentamos seis personas en la modalidad de piano, pero era gente a la que conozco de otros concursos, siempre están arriba y pensé que las expectativas no eran buenas. Por eso me parece increíble haberme hacho con el premio” señaló esta madrileña de 19 años, que cursa actualmente tercer curso de Grado Superior y lleva ya un amplio currículum de torneos presentados. En algunos de ellos, como el ‘Marisa Montiel’ de Linares, también consiguió hacerse con otros primeros premios.

Sara Johnson, de apenas 18 años, se mostró también “muy satisfecha” con su Mención Especial, porque significaba que “al jurado le ha gustado mi interpretación”, ya que el primer premio de esta modalidad quedó desierto. Días antes de acudir a la cita, la leonesa se mostraba tranquila ante la cita del fin de semana. Ella era una de las concursantes más jóvenes y era la primera vez que se presentaba al concurso, pero su galardón y su juventud la convierten en una joven promesa del clave.

La edad límite establecida en las bases del torneo (entre 24 y 26 años, según la especialidad), garantizó la frescura de las interpretaciones. Estas dos estudiantes no fueron las únicas que se presentaron por parte del CSMA. El clavecinista aragonés Gorka Gómez también probó suerte y, aunque al final no consiguió ningún galardón, se mostró contento por haber llegado a la final “porque era algo que no me esperaba”, explicó.

Una gran experiencia

Gómez solo tuvo dos meses para prepararse el repertorio que tocó en Murcia y se había tomado el torneo como un reto. El clavecinista explicó que los jueces no solo exigieron a los aspirantes que acertasen con las notas de la partitura. “La musicalidad y el saber interpretar el estilo de cada pieza fue fundamental”, apuntó. El joven se mostró satisfecho con la experiencia vivida y explicó que “musicalmente, el torneo me ha venido genial, me ha servido como una manera de superarme”.

Había un cuarto alumno del CSMA que tenía previsto presentarse al Juventudes Musicales, el acordeonista Daniel Pérez, aunque un percance de última hora le impidió llegar a Murcia. “me fui el viernes por la mañana y se me reventó una rueda en la carretera. La intenté cambiar a tiempo para llegar a la primera ronda, pero al final no pudo ser”. Este joven, de 22 años y natural de Cuenca, explica que lo suyo con la música viene de lejos. “Mi padre tocaba mucho el acordeón y a los 6 años empecé yo en una academia”. Pérez tenía grandes expectativas en la modalidad de acordeón y su trabajo ya ha sonado en los circuitos especializados de música. El concierto que dio con el Ensemble de Acordeón del CSMA el pasado 15 de octubre le valió excelentes críticas en la prensa. “Fue una pena no llegar, a ver si a la próxima hay suerte”.

Los torneos entre músicos tan jóvenes motivan una pregunta. ¿Es buena la rivalidad entre los intérpretes? “Es cierto que hay gente que solo piensa en la competición, pero no tiene por qué ser así. Además, sirve para acostumbrarse a tocar delante de público y jueces”, explica Mireia Frutos. Su compañera de clave, Sara Johnson, también evita hablar de una excesiva rivalidad en los torneos. “No me lo tomo como una competición, al fin y al cabo no pierdo nada por ir”, explica.

A. ESTEBAN/ D. MORALES